Implantación | PMA – Procreación Medicamente Asistida
  • LINEA DE ATENCIÓN: 348 1116

El siguiente paso después de la fecundación, es la división celular. En las siguientes 24 horas, el cigoto unicelular se divide a dos,  cuatros células y en 48 horas a 8 células y esta división continúa. Toda esto sucede mientras el cigoto se mueve a través de las trompas de Falopio hasta llegar al útero. En más o menos  3 días ya es un racimo de células que tiene la apariencia de una  mora, llamado mórula y ya está listo para salir de la trompa de Falopio y llegar al útero.

 

En cuatro o cinco días después de la concepción o fertilización del óvulo, el embrión en desarrollo-  ya cuenta con cerca de 500 células y llega a su destino dentro del útero. En este momento se llama blastocito. 

 

Una vez que el blastocito llega al útero, se pega a la pared hasta que empieza a producir unas enzimas que le ayudarán a digerir el recubrimiento del útero y le permitirán anidarse ahí. Esto generalmente sucede una semana después de la fertilización, o sea, para el día 12 el blastocito ya está  firmemente embebido en su nuevo hogar. Se adhiere solidamente al endometrio en donde se nutrirá de la sangre materna.